En este momento estás viendo Los buenos modales en los niños y 10 libros recomendados

Los buenos modales en los niños y 10 libros recomendados

Enseñe a su hijo: Buenos hábitos para los niños

El trabajo más importante de un padre es asegurarse de que su hijo crezca y se convierta en una persona amable, educada y respetuosa. Si bien nunca es demasiado tarde para enseñarle buenos modales a un niño, cuanto antes comience, más rápido lo integrarán en sus vidas.

Como dicen, «el hogar es la primera escuela», enseñar buenos modales comienza en casa, pero a veces puede ser más difícil convencer a un niño mayor de que siga estos modales básicos cuando sus compañeros en la escuela podrían no estar haciéndolo. Pero, te dejamos unos consejos y  modales básicos para que el camino se te haga más llevadero.

Los buenos modales te brindan respeto, aprecio y reciprocidad

Estos pequeños consejos no solo traen cambios en el comportamiento de su hijo, sino también una modificación del estilo de vida para usted y la de su familia.

Usa las palabras mágicas

La forma más fácil de hacer que su hijo aprenda a decir «Gracias», «Lo siento» y «Por favor» es hacer que lo escuche decir estos todos los días y en varias situaciones. Este es uno de los buenos modales para los niños que un padre debe enseñarle a su hijo. Deben decir «por favor» cuando pidan algo y «gracias» cuando obtienen algo desde una edad temprana. Al comenzar a utilizar estas palabras en casa, pronto comenzarán a ser naturales para ellos más tarde.

Saludar a alguien

Saludar a alguien por su nombre es una señal de respeto, lo hace sentir valorado. Enséñele siempre a su hijo a saludar a un adulto por su nombre junto con iniciales como señorita, señora y señor. Es importante mirarlo siempre a los ojos mientras se conversa, Y deben saber mantener una conversación adecuada, como preguntarle a la persona «Cómo estás?» O simplemente poder responderles cortésmente lo que se sea que estén pidiendo.

No hacer comentarios sobre la apariencia física de alguien

Es de muy mal gusto comentar sobre los atributos físicos de alguien a menos que sea para un cumplido, lo cual siempre es bienvenido. Nunca deben decirle a nadie sus opiniones negativas. Si esto no se le enseña a un niño en una etapa temprana de su vida, podría pensar que está bien burlarse de otra persona. Hay que decirles que no es aceptable herir los sentimientos de otra persona intimidando o burlándose de ella, ya sea en privado y menos en público.

Sea empático

Enséñales lo que significa la empatía y cómo es una cualidad muy preciada. Haga que su hijo tenga el hábito de ayudar a las personas. Como sostener puertas para alguien o ayudar a llevar una bolsa. Una lista amiga lista para ayudar siempre es bienvenida. Esto también les enseña a ser amables con los demás y a tener compasión.

Al responder al teléfono

Si se recibe una llamada telefónica, primero debe presentarse y luego preguntar a la persona a la que está llamando. Mientras conteste el teléfono a cualquier persona, enséñeles a decir «¿Puedo saber quién llama para poder decírselo a mi madre?» En lugar de «»Quién es este?» Eso suena muy grosero. Además, enséñeles a no gritar al otro lado de la casa, sino que se acerquen a usted para informarle que tiene una llamada telefónica.

Establecer límites

Los niños tienden a probar los límites en cuanto a lo que pueden o no pueden salirse con la suya.  Asegúrese de establecer límites a sus estándares. Cuando su hijo esté haciendo un berrinche y no escuche, déjelo terminar y luego con firmeza (sin levantar la voz) dígale cómo debería haber manejado la situación en su lugar.
Explícale que pidiendo las cosas por favor se consiguen antes las cosas, de manera que la próxima vez lo pregunte amablemente. Ha de conseguir que su hijo sepa que los modales son muy importantes dentro de su hogar.

Pedir permiso antes de coger cualquier cosa

Si un niño quiere tomar algo que no es suyo, debe saber que pedir permiso antes es lo correcto. Así como devolver lo que hayan pedido prestado y agradecer a la persona que te lo ha dejado por ello.

Interrumpir a los adultos

Uno de los peores hábitos que tienen los niños es interrumpir a los adultos cuando están hablando. Un niño necesita saber que no siempre se le puede atender primero, dígale que esta teniendo una conversación y que espere hasta que haya terminado. Si continúa interrumpiéndote incluso después de informarle, ignóralo hasta que termines, de manera que entienda que no responderás a los malos modales.

Llamar antes de entrar

Un niño necesita que se le enseñe el concepto de la privacidad incluso en el hogar. Si la puerta esta cerrada, es de buena educación llamar y pedir permiso para entrar.

Control de las nuevas tecnologías

Es muy común ver a niños jugando con la tablet o el móvil mientras están sentados en una mesa con más gente. Si es el único niño es mucho mejor que se le de un libro infantil (seguro que hay alguna temática que le gusta mucho) y si están con más niños mejor que interactúen entre ellos, que hablen y que se desarrollen. Debemos limitar el uso del móvil en nuestros hijos.

Es verdad que para los padres es muy cómodo ya que es una manera de estar tranquilos sin que los niños nos molesten mientras cenamos o charlamos con más gente, pero como digo, mejor probar con un libro. Dependiendo de la edad, ya sean bebés, 3-5 años, 6-8 años, 9-12 años o más tienes una selección de muy buenos libros para sustituir a las dichosas pantallas.

Crianza positiva

Si su hijo es sensible o tímido, amonestarlo por su mal comportamiento en público puede ser contraproducente. Llévelo a un lado y dígale qué hizo mal.

Practica todos los días

Los modales nunca podrán enseñarse en un solo día o durante la noche. debe seguir enseñándolo o reforzándolo en su hijo de vez en cuando. Corrija el comportamiento de su hijo constantemente y hazle comprender la importancia de comportarse bien.

Sea un ejemplo

Lo que usted es, es lo que su hijo aprenderá y llegará a ser. Por lo tanto, asegúrese de trabajar primero en todos los aspectos de sus propios estos. La forma más obvia y más importante es modelar usted mismo el buen comportamiento. La mayoría de los niños tienden a emular las acciones y palabras de sus padres, así que asegúrese de no solo ser cortés con su hijo, sino también con todos los que lo rodean. Los hijos son esponjas, y captará cualquier palabra malsonante o grosera que usted diga. Así que contrólate.

Leer, leer y leer.

Puede que no lo crea, pero la lectura realmente ayuda, y mucho, a desarrollar buenos modales en su hijo. Estos libros están diseñados con el único objetivo de que tu hijo, sin darse cuenta, aprenda los buenos modales. Son textos que se escriben con rima y  la mayoría de ellos están escritos con la perspectiva del «yo» que anima a los niños a identificarse con los roles y situaciones presentados en el libro.

Libros recomendados

Desde lecturasinfantiles.com os recomendamos este serie de libros que os ayudarán en esta ardua tarea de educar a vuestros hijos.

Mi gran libro de las buenas maneras

portada del libro de buenas manerasEditorial: Susaeta
Autora: Ana Serna
Páginas: 90
Formato: tapa dura
¿Qué tal te comportas en la mesa? ¿Y en el colegio? Seguro que bien, pero para esos pequeños detalles que nos muestran a los demás como personas educadas, ¡este simpático libro te vendrá fenomenal! ¡Despejará todas tus dudas sobre «las buenas maneras»!

logo amazon logo libelista


El libro de los buenos modales (Disney)

portada libro buenos modales DisneyEditorial: Everest
Autor: Walt Disney
Páginas: 136
Formato: tapa dura
Juega con los personajes de Disney mientras te recuerdan las normas básicas de educación que conviene que aprendas y practiques. Y para que todo resulte divertido y no tener esa sensación de obligatoriedad y adoctrinamiento, en este original libro presentamos una manera colorista y alegre de enseñar a los pequeños a cómo comportarse ante los demás.

logo amazon logo libelista

ABC de los buenos modales para monstruos peludos y niños molones

portada libro abc buenos modalesEditorial: Bruño
Autor: Susanna Isern
Páginas: 60
Formato: tapa dura
Pluc, el monstruo más entrañable del universo, está pasando unos días con Leo y Lila, sus amigos humanos. El problema es que a veces mete la pata: come con las manos, se tira pedetes en el salón (¡pffff!)… Leo y Lila le van a enseñar, letra a letra, a ayudar, a compartir o ¡a dar las gracias!

logo amazon logo libelista

Diccionario de los buenos modales

portada buenos modales larousseEditorial: Larousse
Autor: Philippe Jalbert
Páginas: 96
Formato: tapa dura
¿Está bien señalar con el dedo a alguien? ¿Cuándo una persona nos habla, tenemos que mirarle? ¿Por qué debemos saludar? ¿Después de ir al váter es obligatorio lavarnos las manos? El «Diccionario de los buenos modales» es el instrumento perfecto para que los peques (y los no tan peques) aprendan a comportarse.

logo amazon logo libelista

Mi primer libro de los buenos modales

primer libro buenos modalesEditorial: Picarona
Autor: Barbara Shock
Páginas: 32
Formato: tapa dura
Un primer libro de modales lleno de divertidas rimas. Esta pequeña colección de poemas breves que hablan sobre gorilas irrespetuosos, gatos asilvestrados, cerditos descuidados, osos generosos y elefantes considerados hará reír a los niños y niñas al tiempo que les recuerda cómo -¡y cómo no!- deben comportarse.

logo amazon logo libelista

Resumen con los cinco modales básicos para los niños

1. Establece reglas apropiadas para la edad

Es posible que un niño de dos años aún no pueda masticar con la boca cerrada, pero un niño de cuatro años ciertamente debería hacerlo.

2. Poner un ejemplo

No puedes esperar cortesía si no eres educado tú mismo, así que sigue diciendo «por favor» y «gracias».

3. Explica por qué los buenos modales son importantes

Hable con ella sobre por qué los demás responden mejor si usted es educado y muestra respeto.

4. Dar instrucciones claras

Antes de la fiesta de cumpleaños de su hijo, explíquele que no debe gritar algo como: «¡Ya tengo esta muñeca!» cuando abra sus regalos. Dígale que sonría, le diga gracias, y luego puede devolver el caramelo más tarde.

5. Elogia los buenos modales

Elogiarla cuando sea educada y si necesitas corregir un desliz en sus modales, trata de hacerlo en privado.

Conclusiones

Ser una persona educada no es tan difícil. Simplemente debemos saber enseñar a nuestros hijos a respetar, a saber sonreír, incluso en los peores momentos, a saber saludar de forma correcta, a saber controlar las palabras para no herir a los demás.

Nos ha tocado vivir en una sociedad que es competitiva, en la que además de una buena preparación profesional cuenta el tener buenos modales, respeto y agradecimiento a los demás.

Además de todo esto, hay una razón mucho más clara, y que es ver en los que nos rodean, a personas que por serlo se merecen todo el respeto, se merecen que se les mire, se les cuide y se les trate de la mejor forma posible.

En definitiva, es mucho más agradable para nosotros mismos y para los demás el vivir rodeados de gente que tiene una buena educación.

 


Nota: Todos los libros que se recomiendan en www.lecturasinfantiles.com los puedes encontrar o pedir en tu librería de confianza o en la biblioteca de tu ciudad. Si no te es posible, siempre puedes acceder a ellos en los enlaces de afiliados de Amazon o Libelista. A ti el libro te costará exactamente lo mismo, pero yo recibiré una pequeña comisión que servirá para mantener vivo este proyecto. Así que desde aquí te doy las gracias por colaborar de esta forma con nosotros.

Deja una respuesta