En este momento estás viendo Niños problemáticos. 13 + 1 consejos prácticos para ayudar a los padres

Niños problemáticos. 13 + 1 consejos prácticos para ayudar a los padres

  • Categoría de la entrada:Familia
  • Comentarios de la entrada:11 comentarios
  • Tiempo de lectura:20 minutos de lectura

13+1 consejos para ayudar a padres con niños problemáticos

¿Quién dijo que ser padre era fácil? Rabietas en la cola del supermercado. Juguetes que vuelan por la habitación. Peleas a la hora de dormir. Paredes que parecen lienzos para la creatividad de nuestros hijos. Problemas a la hora de cenar. Etc, etc, etc.. Sí, hay un problema. Son niños problemáticos.

Si te encuentras con estas situaciones a menudo, necesitas ayuda para corregir el comportamiento de tu hijo. Desde aquí te aconsejamos que si es un caso que revista gravedad te pongas en manos de profesionales, pero mientras tanto, aquí te dejamos 5+1 estrategia efectivas para lidiar con niños problemáticos y que su familia recupere la paz y la armonía.

¿Cómo reconocer a niños problemáticos?

El que tu hijo se niegue a tomarse la sopa o se pelee con su hermano no significa que sea un niño conflictivo. Así que ante todo transmitir tranquilidad si es el caso. Los pequeños pueden pasar por etapas difíciles que afectan a su conducta, como el comienzo de un curso escolar, o simplemente por estar enfermos. 

niño enfadado

Estas conductas hasta los 5 o 6 años puede ser un proceso normal, ya que a esa edad, la capacidad de autocontrol es todavía reducido. 

Un niño problemático muestra comportamientos como los que ahora te detallamos, pero de manera reiterada y prolongada en el tiempo, y recalcar que en ningún caso deben tratarse de casos puntuales.

 

Comportamientos de niños conflictivos

  • Tiene rabietas exageras cuando no consigue lo que quiere. Este cabreo por parte del niño es duradero en el tiempo, más de 30 minutos. No hablamos de pataletas cortas de unos pocos minutos.
  • Se muestra desafiante y no obedece las normas. Por ejemplo, se niega a vestirse o escupe la comida.  Esta continuamente cuestionando la autoridad de los padres, y monta sus «numeritos» con el fin de salirse con la suya.
  • Hace daño a otros niños, a vosotros o es cruel con los animales. Muestra su rabia pegando, mordiendo o dando patadas a todo lo que se encuentra. Resaltar otra vez que no hablamos de 5 minutos, sino de algo más serio.

grito de un niñoHay muchos niños que se comportan de manera diferente depende de con quien y dónde estén. No se comportan igual en el colegio que en casa. Cuando están en casa se sienten como más poderosos en sus decisiones y en cambio, en el colegio si que respetan la autoridad de los profesores. 

Habría que ponerse en contacto con su tutor en el cole para saber si estas dificultades se dan en ambos ambientes, y de ser así, coordinar de forma conjunta la mejor manera de solucionarlo, de esta manera se llegará antes al objetivo y será más efectivo.

Si sólo hay problemas en casa, muchos padres tienden a pensar que esas dificultades son pasajeras y se resolverán solas cuando el niño madure, pero esto rara vez sucede. De hecho, si no se corrige el problema en la infancia, cuanto mayor sea el chico más difícil será, ya que al llegar la adolescencia todo se volverá aún más grande y complejo.

Factores que pueden estar asociados

  • El ejemplo de sus padres. Los niños aprenden por imitación y si en el hogar muchas situaciones se resuelven con cierta violencia, el niño aprenderá esa forma de resolver problemas similares.
  • Las dificultades de comunicación. Los retrasos del lenguaje o las dificultades para expresarse, favorecen estos comportamientos.
  • La exposición a escenas violentas. Estas aumentan la agresividad de los niños, porque aprenden un modelo que tratarán de imitarlo posteriormente. Programas de televisión, películas, deportes de lucha, videojuegos y similares, con cierta carga de violencia también contribuyen directamente a que reproduzcan conductas agresivas.
  • Ambientes familiares competitivos. Ambientes familiares donde los niños están descuidados, no existen normas coherentes y donde de alguna manera impera la “ley del más fuerte”, son proclives a que se desarrollen comportamientos violentos.
  • Poca tolerancia a la frustración y estrés. Los niños que toleran poco las frustraciones o sometidos a situaciones de estrés, también suelen ser más violentos.
  • Otras razones que pueden influir son la falta de habilidades sociales para resolver situaciones conflictivas de manera adecuada y sobre todo, que el niño consiga, con su comportamiento violento, dominar a los demás y obtener beneficios, porque de esta manera está recibiendo un “premio” a ese comportamiento inadecuado.

¿Cómo corregir la conducta de niños problemáticos?

Da instrucciones claras y directas

Una técnica que es de gran ayuda para los padres de niños problemáticos es explicarles con claridad lo que queremos que hagan. Elige palabras simples y adecuadas para su edad, y debe ser siempre un mensaje firme, rotundo y claro.

regañarLos padres debemos transmitir siempre el mensaje en positivo. Está comprobado que es mucho más efectivo educar hablándole de las cosas que hace bien que mediante castigos.

Si se porta bien siempre podemos premiarlo con ponerle sus dibujos favoritos, comprarle algo que le guste…

Pero ¿por qué?

Comunica la razón por la que das una orden. El niño debe entender que no exigimos por capricho, sino para su propio beneficio. 
Hay que hacer entender al niño problemático que el mundo no gira en torno a él, y si tiene hermanos puede llegar a conseguir que lo imiten, copiando esta conducta perniciosa. 

No exponer a escenas violentas

Deben evitar a toda costa que los niños presencien escenas violentas, ya sean en películas, videojuegos, espectáculos deportivos, etc. Los niños no distinguen entre la realidad y la ficción y tratarán de reproducir esas situaciones en su vida real.

Ejemplo en el hogar

Los niños aprenden por imitación, el ejemplo que le den a su hijo o hija será decisivo. El niño debe ver en sus padres un modelo de afrontar las situaciones dialogando, negociando, pero sin recurrir a la violencia física o verbal. Tengan en cuenta que su hijo les observa y escucha siempre.

Establece vínculo con tu hijo y escúchalo

Pasar más tiempo con calidad con los hijos es de gran ayuda para los padres con niños problemáticos. Por ejemplo, realizar actividades juntos, como leer en la cama, es un hábito maravilloso que puede estrechar la relación.

padres niñoTambién puedes realizar otras actividades, como hacer deporte, jugar juntos, de esto ya hablamos en su día en este post «Las mejores actividades para jugar en familia con tus hijos – Lecturas infantiles» Además, préstale atención a tu pequeño cuando te cuente su día. Quizás averigües las razones de su mal comportamiento.

Enséñele otras opciones

Los padres deben enseñarle de manera concreta alternativas a su conducta, es decir, cómo puede resolver las situaciones de otra manera. Esto se suele hacer a partir reflexionando sobre episodios sucedidos en el colegio o en contacto con otros niños, por ejemplo, en el parque.

Menos, es más.

Exigir una cosa tras otra tampoco va a ayudar. Es más efectivo dar pautas de una en una y espaciadas. Debes dar un tiempo al niño a procesar la información y que corrija su comportamiento.

No refuerce las conductas agresivas

Sin querer, muchas familias “premian” el comportamiento agresivo de su hijo. Bromeando, presumen de esta forma de ser ante otros familiares y amigos con comentarios como “preferimos que él pegue a que le peguen”. De esta forma están aprobando el comportamiento de su hijo o hija. En otros casos, se etiqueta al niño como “pegón”, lo que también refuerza este tipo de conductas.

Se afectivo y mantén tu palabra

Si quiere que un niño conflictivo aprenda a ser cariñoso, debes ser un buen modelo tu mismo. Sin embargo, si has tenido que aplicar un castigo, cúmplelo; no le dejes salir al rato de haberle recriminado lo que ha hecho mal. Los niños problemáticos necesitan tiempo para reflexionar, por lo que un time-out nunca viene mal.

La lectura, nuestra gran aliada.

La lectura se convierte en una gran ayuda para los padres. La psicóloga Astrid Moreira afirma que, por medio de las historias y los personajes de los libros, los niños problemáticos desarrollan su personalidad y se relacionan mejor con su entorno. Por otra parte, Alba Caraballo indica que «los libros ayudan a los niños a ponerse en lugar de los demás, a conocer los sentimientos y los puntos de vista de otras personas». Para ellos hemos seleccionado unos libros destinados para corregir, entender, y subsanar ese problema que tenemos con nuestros hijos con el enfado y las rabietas.

Elogie y apruebe

Sorpréndalo resolviendo las situaciones adecuadamente, con sus hermanos u otros niños. En esos casos, préstele una especial atención, elógielo y apruebe su conducta. Será una forma muy concreta de decirle: “así me gustaría que actuaras la próxima vez”.

Adopte medidas

Cuando el niño pegue o agreda a otro niño, adopte medidas de manera que ese comportamiento tenga consecuencias negativas. Las medidas se deben adoptar lo antes posible.
En primer lugar regáñelo y déjele bien claro que no quiere que se comporte así. Si acaba de presenciar una reacción violenta, utilice la técnica de “tiempo fuera”: déjelo en un lugar aburrido pero supervisado, tantos minutos como años tiene.
Otra forma de actuar, consiste en retirarle algunos privilegios: como no poder ver la TV, o retirarle un juguete. Aquí, el criterio general será retirárselo tantas horas como años tiene.

Si nada funciona

Si a pesar de todas las medidas, y pasado un tiempo prudencial el niño o la niña continúa con una conducta agresiva, sería necesario que un especialista valorara el comportamiento para proponer un programa de mejora más personalizado, con el fin de abordar el problema de los niños problemáticos.

Libros para niños problemáticos

Niños desobedientes, padres desesperados

padres desesperados¿Estás desesperado porque tu hijo es un desobediente? ¿Es incapaz de cumplir con sus tareas? ¿Estás agobiado porque piensas que hace contigo lo que quiere y no sabes cómo remediarlo?

Este libro te enseñará a conseguir que obedezca y a hacerle entender que es necesario y beneficioso. En qué momento premiar, castigar o ser flexible con las reglas. Las razones por las que no hace caso y por qué se salta los límites. Los peligros de no poner directrices. Las dificultades que se presentan a cada edad y sus soluciones. Las diferentes actitudes y estilos educativos que como padre puedes seguir. Una obra amena e imprescindible para todo aquel que quiera mejorar la relación con su hijo y disfrutar de lo que significa ser padre. Para padres y madres.

logo amazon logo libelista

Rabietas

libro rabietas

Las anécdotas y el tono del libro están llenos de sentido del humor y son muy divertidos. Todos los padres tenemos que enfrentarnos a ellas en alguna ocasión. Son las famosas rabietas, capaces de desquiciar incluso a la madre o al padre más consciente y respetuoso. Las rabietas, berrinches y pataletas sacan a relucir lo peor de nosotros mismos.
Aprenderemos a relacionarnos con los niños de maneras más efectivas, recurriendo al juego y a la imaginación. A desarrollar la empatía y aceptar las pataletas como una parte fundamental del crecimiento. A revisar nuestras ideas sobre la infancia, nuestras proyecciones y expectativas. Todo ello con el objetivo de crecer en compasión, respeto y conciencia, para que podamos ayudar mejor a nuestros hijos en su camino por la vida. Para padres y madres.

logo amazon logo libelista

Educar sin perder los niervos

guía educar niñosLa guía emocional para transformar tu vida familiar con respeto y empatía.

«Para integrar la educación emocional en tus hijos, primero tendrás que hacerlo en ti. Solo de esta manera les proporcionarás las herramientas necesarias para conocer sus emociones, superar con resiliencia las adversidades, ser asertivos, respetarse a sí mismos y a los demás, disfrutar de la vida y hacer de la positividad, el respeto y la empatía piezas clave en sus relaciones…»Este es el camino que emprenderás con este libro que he escrito con todo mi amor, profesionalidad y experiencia, tras ayudar durante años -y seguir haciéndolo- a miles de familias y profesionales a generar su propio cambio.»
Para padres y madres.

logo amazon logo libelista

 

¿Qué necesito cunado me enfado?

¿qué necesito cuando me enfado?Cuando Dami se enfada, grita, llora, se tira al suelo, da patadas, se estira del pelo… pero NO se está portando mal, solo está expresando sus EMOCIONES.
A menudo, las madres y los padres no saben qué hacer ante las rabietas y enfados de sus hijos ni cómo acompañarlos emocionalmente en ese momento que rompe la armonía familiar.
Por esto, Tania García, creadora de la Educación Real®, ha escrito este precioso cuento que tiene un doble objetivo: Ayudar a los padres y madres a entender los enfados de sus hijos y a saber cómo guiarlos para que aprendan a comprenderse a sí mismos. Y ayudar a los niños y niñas a reconocer el enfado y la rabia e integrarlo como una parte más de su evolución como personas. 
Para 4-12 años

logo amazon logo libelista

Cuentos molones para educar en positivo

educar a niñosUna Madre Molona y Marido nos presentan su primer libro de cuentos basados en los principios de la educación positiva.

«Qué fácil es la teoría pero qué difícil es la práctica», «Suena muy bonito pero la realidad es muy distinta»…, de esas frases formuladas por las madres y padres que acudían a las formaciones de Disciplina Positiva de Isabel Cuesta y Daniel Pérez, ha nacido este libro.
En él, encontraréis 5 historias reales basadas en experiencias vividas en su propia familia y que enseñan a cómo abordar los enfados y validar emociones, cómo enfrentarnos a las rabietas y a pedir perdón de forma sincera, inculcar el valor de la responsabilidad, la empatía y trabajar valores, la importancia de evitar las etiquetas, sobre la llegada de un bebé a casa y los celos entre hermanos, cómo enfocarnos en soluciones como alternativa a los castigos y otros muchos temas que reflejan retos que te resultarán muy familiares.
Suena bien, ¿verdad? Pues eso no es todo. Cada cuento va acompañado de una explicación para que madres, padres y educadores puedan entender mejor los principios de la educación positiva y su puesta en práctica.
Para más de 4 años.

logo amazon logo libelista

¡Estoy muy enfadado!

enfado niños

Seis cuentos que empoderarán a los más pequeños y mejorarán su tolerancia ante las frustraciones.
Todos los seres humanos nos enfadamos, igual que tenemos momentos de alegría o que sentimos miedo.
Algunas veces parecemos dragones: ¡lanzamos unos rugidos impresionantes! Otras veces parece que tuviéramos fuego por dentro: ¡de nuestra boca sale humo como si fuéramos volcanes! Y en ocasiones no podemos parar de llorar: ¡las lágrimas amenazan con inundarlo todo! Pero ¿sabes qué? Podemos dejar de estar enfadados, pero solo si queremos.
Este es un libro de cuentos protagonizados por niños y niñas que se enfadan como tú y como yo cada vez que se enfrentan a la frustración. Pero, sobre todo, es un libro de cuentos en los que encontraremos el remedio para salir del enfado y echarlo fuera de nosotros. Anímate a descubrir a los protagonistas de estas historias, que compartirán contigo sus secretos y sus descubrimientos para gestionar sus frustraciones. Para 4-8 años

logo amazon logo libelista

Todo lo que sé cuando me enfado

educar niño enfadadoMucho o poco, todo el mundo se enfada. Cuando te enfadas, sueles decir cosas que no quieres decir y hacer cosas que no quieres hacer, pero ¿podemos evitarlo? Este libro trata sobre lo que nos pasa cuando nos enfadamos.

Viene con unas ilustraciones muy bonitas para captar la atención de nuestros pequeños. 

Para 4-6 años.

logo amazon logo libelista

Recuerda

Sé positivo, mantén la calma y evita ser autoritario y permisivo. Con ello, promoverás un ambiente sano y de respeto en tu hogar que fomentará buenas conductas.

 

 


Nota: Todos los libros que se recomiendan en www.lecturasinfantiles.com los puedes encontrar o pedir en tu librería de confianza o en la biblioteca de tu ciudad. Si no te es posible, siempre puedes acceder a ellos en los enlaces de afiliados de Amazon o Libelista. A ti el libro te costará exactamente lo mismo, pero yo recibiré una pequeña comisión que servirá para mantener vivo este proyecto. Así que desde aquí te doy las gracias por colaborar de esta forma con nosotros.

Esta entrada tiene 11 comentarios

  1. Mi pequeño rincón

    Hola Xavi!

    La verdad es que es un tema muy complicado, ya que muchos padres no ven que sus hijos sin problematicos hasta que es demasiado tarde. Gracias por esas recomendaciones.

    Besotes

  2. Misinsajoblog

    ¡Hola Xavier!
    Todos los tips que mencionas para reducir conductas problemáticas, me parecen muy acertadas. Muchas veces esas conductas vienen derivadas por una falta de refuerzo, atención e implicación por parte de los padres.
    Muy interesantes las recomendaciones literarias.
    ¡Nos leemos!

  3. Diana Collins

    ¡Hola!¿como estas?
    Muchas gracias por las recomendaciones.

    Diana de Aventura En Libros.
    Bonito sabado.

  4. Carolina

    ¡Hola! La verdad es que este es un tema muy interesante, hay muchas familias que no saben educar a sus hijos y les consienten todo, después están demasiado consentidos para no tener que aguantar sus rabietas, pero no hacen nada, al ignorarlos solo refuerzan el problema, la verdad es que es algo muy complicado de «arreglar». Gracias por el post. Un abrazo ❤️

  5. Na Marta i els llibres

    Hola,
    Una entrada de lo más interesante, con información a tener en cuenta.
    No sabía que hubiera libros para la conducta problematica.
    Genial entrada.
    Nos leemos ❤️
    ✒️ Namartaielsllibres

  6. Teresa

    Hola, hola! Aún no tengo hijos propios de los que encargarme, aunque he sido canguro las veces suficientes como para haber tenido que enfrentarme a situaciones problemáticas. Pero guardaré los consejos para el futuro por si los necesito.

    Nos leemos!

  7. Animal Bloo

    Artículo muy completo e interesante. Me ha llamado la atención lo de explicar el por qué de las cosas a los niños. De pequeña a mí me decía «porque lo digo yo». Yo preguntaba acerca de todo y era una niña inteligente e inquieta, y no entendía que me respondieran así, sobre todo los maestros. Recuerdo a una amigo que le explicaba a su hijo de 3 años que se había enrabiertado porque no le compraba un helado que quería, «A veces nos dan las cosas que queremos y veces no puede ser. En la vida no siempre se tiene lo que se quiere, no te enfades, es parte de la vida». Puede que no sea la mejor explicación del mundo, pero recuerdo que el niño se quedó con cara pensativa y luego dijo «bueno pues otra vez ya lo tendré» o algo así, entendió, tan pequeñito, que hay veces que no y hay veces que sí y a aceptarlo. Me he ido por las ramas jaja, Muy interesante todo este tema.
    Gran labor con tu blog
    Saludos

  8. Alicia

    Por suerte o por desgracia, nunca se sabe en esta vida. Ésta no me ha dado la oportunidad de ser madre, pero la entrada me viene muy bien. Porque si he trabajado con ellos y me enfrento a menudo con problemática de niños.
    Ha sido una entrada muy interesante y sobre todo me quedo con algunas de las lecturas que me van a venir fenomenal.
    B7s

  9. Jenny

    ¡Hola!
    Me alegra de que hoy en día haya más información sobre como muchas veces nuestras acciones como adultos afectan a los niños de tal manera que su comportamiento o desarrollo se ve comprometido. Muy buen post.
    Saludos!

  10. Hola
    Wow, que entrada más enriquecedora y también dura pero esclarecedora. Yo no tengo hijos, pero se que es tener un hermano problemático y no saber que hacer en ciertas ocasiones, esta infomración y libros así vienen genial.
    Un bes💕

Deja una respuesta